¿Por qué es necesario cambiar la rutina de belleza con la llegada del otoño? Necesitamos prestar atención a lo que nos pide la piel del cuerpo y del rostro en cada momento, pero es durante esta temporada que debemos prestar más atención si queremos mantener nuestra piel sana, bonita y fuerte durante todo el año. 

A todas nos gusta vernos bien en el espejo, con un tono unificado, luminoso y vital. Por eso, hoy vamos a construir una rutina sencilla y enfocada a reparar los daños causados por el sol, la playa, la piscina… 

 Te explicamos 7 aspectos clave que debes tener en cuenta para adaptar tu rutina de belleza en otoño

¿Qué ocurre en nuestra piel durante el verano?

  • Debido a las altas temperaturas, al viento, al agua del mar…  La piel se reseca y se deshidrata. Si es tu caso, sentirás tirantez y picor. Incluso puede que tengas algunas zonas descamadas.
  • Las exposiciones regulares al sol envejecen de manera prematura la piel, dejandola áspera y con manchas, arrugas y flacidez. Además, el sol engruesa la capa cutánea más superficial, por lo que si tienes tendencia acneica es probable que se desarrolle un brote de granitos después del verano.
  • Si tu piel es fina y delicada o tienes rosácea, es probable que notes como las rojeces se han incrementado.

¿Cómo “reparar” los daños provocados por el sol? 7 aspectos clave en tu rutina de belleza de cara al otoño

1) Cambia la crema hidratante para eliminar la tirantez, el picor o las descamaciones

Para aliviar los síntomas de tirantez, picor o descamación es recomendable sustituir la hidratante habitual por una crema más densa y rica en ingredientes nutritivos y emolientes como la de Rosa Mosqueta o Argán.

Si tu piel es (muy) grasa y ya utilizas el Fluido de Árbol de Té, combínalo con el Fluido de Rosa Mosqueta (usa este por la noche) o enriquece el Fluido de Árbol de Té con el Aceite puro de Rosa Mosqueta.

2) Incluye esta mascarilla 1-2 veces a la semana

Esta mascarilla hidra-nutritiva y muy fácil de hacer. Solo necesitas 3 ingredientes y la puedes adaptar según tu tipo de piel y necesidades. 

3) Si sientes la piel áspera exfolia tu piel

Realizar una exfoliación a la semana si tu piel es grasa o mixta, te ayudará especialmente si sientes la piel rugosa al tacto. Pero sin abusar de peelings o exfoliantes de gránulo grueso que sensibilicen tu piel —si tienes rojeces o cuperosis, puedes exfoliarla cada 3 o 4  semanas—. ¿Qué te parece probar con este exfoliante casero y respetuoso

4) Incluye un serum para mejorar manchas y líneas de expresión

¿Te imaginas hacer tu propio serum casero por menos de 10 euros y que sea 100% orgánico y ecológico? Tenemos una receta fantástica, fácil y efectiva que mejora manchas y reduce los signos de envejecimiento. Para conseguir los mejores resultados, completa el tratamiento con tu crema hidratante ideal. 

5) Para fortalecer la barrera cutánea incluye este tándem

Para refrescar, calmar y aumentar la protección de la barrera cutánea: incluye el Agua Floral de Manzanilla (aplicada a suaves toques sobre la piel) y la Crema de Caléndula (sobre la piel ligeramente humedecida del agua floral). Por las noches puedes enriquecer la crema con 2-3 gotas de Aceite vegetal puro de Rosa Mosqueta.

6) No te olvides de la piel del cuerpo

Para después del verano, y por su alto contenido en aceites ricos en antioxidantes te recomendamos el Aceite de Aguacate y Onagra o el Aceite de Pepita de Uva: fantásticos para devolverle la suavidad, tersura y luminosidad naturales a nuestra querida piel.

7) Cuidado extra para ojos y labios

Tras los días de playa, las fiesta de verano, de haber trasnochado un poco… los ojos y labios se resienten. ¿para los ojos? La mejor protección para los ojos son las gafas de sol y las cremas específicas como el Contorno de Ojos de Rosa Mosqueta rico en ingredientes drenantes, antioxidantes y regeneradores que le devuelven la vitalidad a la mirada. ¿Y para los labios? necesitamos aumentar la protección con un bálsamo orgánico como el de Rosa (más regenerador) o Caléndula (más calmante).  

Recordatorio

El protector solar nos debe seguir acompañando los 365 días del año para prevenir el fotoenvejecimiento y el cáncer de piel. Y por supuesto, es esencial mantener unos hábitos saludables que te hagan sentir bien como la alimentación, el ejercicio físico, la meditación, bailar, cantar o acariciar a tu mascota… La clave es hacer todo aquello que te sienta bien, que te haga sentir más ágil, vital y llena de energía para la nueva estación.

¿Te animas a poner en práctica estos tips? Esperamos que te resulte fácil adaptar tu rutina de belleza y mantener tu piel sana y fuerte para afrontar los días de vientos y frío que se avecinan.