Llega la hora de escoger la hidratante perfecta… ¡Qué dilema! Te quedas estupefacta ante la gran variedad de cosméticos que prometen dejarte la piel radiante, hidratada y sin arrugas, pero… ¿Cuál es la hidratante que necesita tu piel en estos momentos? Conocer las principales diferencias entre los fluidos y las cremas es clave para escoger bien. Como también es esencial escuchar lo que nuestra piel nos pide en cada momento. Vamos a resolver tus dudas y ayudarte a encontrar tu hidratante perfecta.

¿Qué son los fluidos?

Los fluidos o lociones son emulsiones ligeras que se asientan enseguida en la piel sin dejar efecto graso. Aportan una hidratación suave y fresquita, lo que los hace ideales para usar durante el verano, especialmente en climas calurosos y húmedos.

El fluido es para ti si:

  • Tienes la piel grasa, deshidratada o mixta.

  • Te encanta la sensación de frescor inmediato.

  • Prefieres las texturas ligeras que se asientan en la piel rápido sin dejar residuo graso.

  • No te gusta sentir la piel pesada, como con demasiado producto.

El Fluido de Rosa Mosqueta 

Mejora la apariencia de arrugas, manchas y tez apagada y le devuelve a la piel su brillo, suavidad y elasticidad naturales. Rica en ingredientes ecológicos como rosa mosqueta, rosa damascena, aloe vera, aceite de jojoba y aceite esencial de lavanda que aportan propiedades regeneradoras, antiinflamatorias, hidratantes y calmantes. 

Ideal para pieles sensibles que prefieran texturas ligeras y quieren mejorar y prevenir el envejecimiento cutáneo. Es excelente para aplicar antes del maquillaje.

El Fluido de Árbol de Té seborregula, matifica y mantiene los granos a raya

Todas las pieles, incluidas las grasas o muy grasas, necesitan hidratación. Es muy habitual encontrarse con pieles grasas deshidratadas y sensibles por emplear cosméticos demasiado astringentes que deshidratan y alteran el sebo de la piel. Este Fluido es una maravilla para controlar el exceso de sebo y esos brillos indeseados que aparecen durante el día. Contiene Aceite esencial de Árbol de té, conocido por sus propiedades bactericidas y purificantes, de gran ayuda en pieles con tendencia acneica. También contiene otros activos orgánicos como el aloe vera, el extracto de romero, el aceite esencial de lavanda y el aceite de uva que es especialmente interesante porque proporciona ácidos grasos esenciales a la piel y que son imprescindibles para su correcto funcionamiento y para una barrera cutánea saludable.

¿Qué son las cremas?

Las cremas son emulsiones más densas que los fluidos, proporcionan una hidratación y nutrición más profundas. En general, cuanto más ricas, más protegen nuestra piel de las agresiones externas. Son ideales si estás expuesta a altas temperaturas, entornos muy secos (aire acondicionado, calefacción) viento y frío o llevas muchas horas la mascarilla puesta.

La crema es para ti si:

  • Tienes la piel normal, seca o deshidratada.

  • Te encanta el acabado glow / ligeramente brillante.

  • Prefieres las texturas cremositas que dejan un sutil residuo graso protector sobre la superficie de la piel.

La crema de Caléndula, el soplo de aire fresco para las pieles sensibles e irritadas

De absorción rápida y formulada con una gran variedad de componentes bío calmantes y regeneradores como: la manzanilla, aloe vera, el aceite de onagra, el extracto de caléndula y los aceites esenciales de lavanda e incienso que aportan un delicioso y relajante aroma que lo hace ideal para pieles estresadas, sensibles o irritadas.

La crema de Rosa Mosqueta devuelve la elasticidad y la luminosidad a las pieles más desvitalizadas

Con una textura cremosa y ligera, contiene la combinación ideal de ingredientes ecológicos que aportan hidratación, suavidad y luminosidad. Destacan la rosa damascena, el aloe vera, el aceite de aguacate, el extracto de centella asiática y los aceites esenciales de incienso, lavanda y palmarosa que ayudan a prevenir la aparición de arrugas y suavizan las ya existentes. Atenúa y previene el fotoenvejecimiento y los problemas cutáneos debidos a las radiaciones solares.

La crema de Argán, el oro marroquí que nutre y atenúa arrugas

Tratamiento nutritivo, regenerador e hidratante que atenúa arrugas. Con una textura cremosa y rica, y gracias al conjunto de activos orgánicos como la manteca de Karité y los aceites de argán, aguacate y almendras dulces es una crema ideal para piel secas o muy secas. Enriquecida con aceites esenciales bío de geranio, lavanda e incienso.

¿Y en qué paso de la rutina se aplican? 

Tanto los fluidos como las cremas, se aplican tras la limpieza y la aplicación del Agua Floral (este paso es prescindible, pero recomendable si quieres aportar beneficios extra a tu rutina). Y si lo que deseas es personalizar tu tratamiento nocturno, los aceites puros son el complemento perfecto tal como te explicamos en este artículo.

Como hemos visto, la hidratación es clave en el autocuidado de belleza diario, aportando a nuestra piel los activos cosméticos que necesita para que luzca sana, radiante y tersa. Ahora que ya conoces la diferencia entre fluidos y cremas y para qué tipo de piel es cada uno, te resultará mucho más fácil escoger hidratante: ¿cuál es la tuya?


¿Cómo saber tu tipo de piel?

Si aún no sabes cómo es tu piel, averígualo en menos de 2 minutos con nuestro Test Re-Conoce tu Piel: sabrás tu tipo de piel, qué necesidades tiene y qué productos son los más adecuados para ti.