La aparición de ojeras y bolsas son dos de los aspectos que generan más preocupación. Si padeces alguna de ellas, seguro que alguna vez te han preguntado ¿estás cansada, triste o preocupada por algo? Son difíciles de tratar e imposibles de eliminar con cosmética pero su aspecto puede mejorar mucho siguiendo estas recomendaciones que hemos preparado para ti: aprende a aplicar el contorno de ojos y descubre los movimientos más idóneos para atenuar las bolsas y las ojeras y hacer que tu mirada luzca más rejuvenida.

La importancia de elegir un buen contorno de ojos

  • Antes de ponernos manos a la obra, lo primero, es elegir un buen producto, con una formulación específica para la zona, con ingredientes activos que actúen conjuntamente para potenciar su cuidado. Debe contener ingredientes hidratantes para proteger y mimar esta fina piel, ingredientes regenerantes para ayudarla a renovarse tras las agresiones externas y prevenir los signos de la edad. Además, también es genial que contenga componentes que aporten propiedades antiinflamatorias y tonificantes que ayuden a activar la circulación y a prevenir la hinchazón de párpado y ojeras.
  • Es importante que sea un producto hipoalergénico, es decir, que esté formulado para minimizar las posibilidades de reacciones alérgicas y que sea respetuoso con nuestras córneas.
  • Además de todo esto, hemos de elegir los productos lo más higiénicos posibles, envasados en tubos airless que reduzcan al máximo el contacto con los patógenos. 

¿Cuándo se aplica el contorno de ojos?

Siempre tras la limpieza y tonificación y antes de la hidratación del rostro. Puedes aplicarlo por la mañana y por la noche, o solo por la noche según las necesidades que tengas.

¿Qué cantidad es la correcta?

Con una pequeña dosis de producto similar a un grano de arroz  tendrás bastante para los dos ojos. En el caso de usar nuestro Contorno de Ojos de Rosa Mosqueta, equivale a media pulsación del dosificador. 

Así es como debes aplicar el contorno de ojos

Lo repartiremos en pequeñas gotitas al principio de la ojera, sobre el borde óseo de la órbita inferior del ojo, deslizando suavemente el producto desde la unión con la nariz hasta la comisura externa del ojo junto a las patas de gallo, dónde insistiremos un poquito, siempre dando toques con el dedo, hasta su completa absorción.

Después haces lo mismo en la parte superior. Tendemos a pensar que lo mejor es poner el contorno en los párpados, cuando, en realidad, dónde debemos actuar es en la zona de bajo de la ceja, dando al final pequeños toquecitos para activar la circulación. Las facialistas, recomiendan para este paso usar el dedo anular de las manos porque es el que menos fuerza tiene y tratará con más mimo esta delicada zona.

Foto de Joe Robles

¿Por qué no proponerte un masaje relajante cada noche?  Si le pones intención, atendiendo a cada sensación: aroma, textura, tacto... y desconectas ese ratito, olvidándote por un momento de las listas por hacer, de la comida de mañana, de la compra, del trabajo...lo convertirás en un ritual de autocuidado muy potente. Prueba esta noche a dedicarte ese espacio para ti, solo para ti, y cuéntanos cómo te sientes. 

Lo que deberías tener en cuenta a la hora de aplicar tu contorno de ojos si tienes...

Ojeras

Recuerda que en los casos de ojera, necesitamos activar el sistema circulatorio y linfático, así que lo ideal es trabajar el producto del contorno hasta que se absorba con movimiento estimulantes como tecleos y terminar con maniobras drenantes, haciendo bombeos suaves y lentos desde el interior del ojo hacia el exterior.

 

Bolsas

Las bolsas que son de tratamiento estético son las que retienen líquido, no grasa.  ¿Cómo puedes saber qué tipo de bolsas tienes? ¡muy fácil! Cuando son de líquido, al presionar se formará un mini hoyuelo que tardará uno o dos segundos en desvanecerse. Lo que más efectividad demuestra para combatir y mejorar el aspecto de las bolsas, es la técnica de drenaje linfático manual.

Un complemento ideal para estos casos, es la aplicación de frío. Por ejemplo mediante una mascarilla específica para los ojos, el uso de un antifaz de gel frío, o también realizar un masaje suave con un roller de jade (los cuarzos o cualquier piedra pulida que mantenga el frío). Eso sí, nunca pongas hielo directamente sobre la piel, porque puede causarte una quemadura. 

Un truco para refrescar y avivar tu mirada en pocos segundos

Mete la cantidad de contorno que vayas a usar en la nevera media hora antes de aplicarlo. No hace milagros, pero te ayudará a despejar y refrescar.

 

Y si tu preocupación son las arrugas...

La piel del contorno de los ojos envejece más rápido que la del rostro debido a su extrema fragilidad frente a las agresiones externas y a la intensa movilidad de los músculos. El mejor remedio para combatir las arrugas y evitar que se acentúen, es la prevención. Mantener la zona hidratada y seguir estos 5 consejos para conseguir una mirada radiante.   Para lograr un resultado flash, cuando apliques el contorno, puedes insistir sobre todo en “la pata de gallo”, y en el párpado superior, ejerciendo maniobras estimulantes y rápidas ¡notarás la diferencia!

Los párpados caídos y las bolsas de grasa son de tratamiento quirúrgico. El uso de un cosmético en estos casos concretos, solo ayudará a mantener la piel hidratada y saludable, pero no tratará esta alteración. 

Clica en la imagen para ver nuestro contorno de ojos

Si te ha gustado esta entrada, seguro que te encantaría tener nuestra guía gratuita Mímate: una guía digital repleta de consejos para el cuidado de los ojos y que puedes descargar en un plis plas y gratis  SUSCRIBIÉNDOTE A NUESTRA NEWSLETTER.