“Siento la piel tirante, me pica e incluso me descama” “ mi piel en invierno se enrojece con facilidad”  - A muchas nos ha pasado, y es que independientemente de que tu piel sea grasa o seca, las condiciones a las que está expuesta en invierno le acaban pasando factura.  Zonas como las manos, el rostro y las orejas son las más expuestas y las que más acusan estos cambios. Vamos a ver cómo prevenir y reparar los efectos del frío en tu piel.

¿Qué efectos provoca el frío en la piel

  • Vasoconstricción para evitar la pérdida de calor al exterior

  •  El manto ácido se debilita dejando la piel más expuesta. 

Tienes más información sobre los efectos del frío en el organismo en este post.

¿Y qué puedes hacer para prevenir los efectos del frío en tu piel?

Es necesario modificar y adaptar la rutina cosmética teniendo en cuenta las condiciones a las que tu piel está expuesta. Ten en cuenta dónde pasas la mayor parte del día, por ejemplo: ¿trabajas en una fábrica donde hace frío y mucha humedad? ¿te pasas el día en la oficina con la calefacción y en un ambiente muy seco?  O ¿sueles trabajar al aire libre totalmente expuesta a las condiciones climáticas de tu zona?

Es muy importante que tomes conciencia de cuánto tiempo pasas expuesta a estos factores para corregir y adaptar tu rutina si es necesario.

Así influye un ambiente seco - húmedo en tu piel:

  • Un ambiente ligeramente húmedo es beneficioso para tu piel porque si usas cosméticos con ingredientes hidratantes humectantes, estos tienen la capacidad de captar el agua del medio. Si el clima o el ambiente al que estás expuesta a diario es seco o muy seco y utilizas este tipo de activos como únicos hidratantes, es probable que tu piel se deshidrate con mayor facilidad, porque no puede captar el agua del medio, y entonces lo hace del interior de la piel. Necesitamos productos que contengan productos emolientes, como por ejemplo aceites vegetales.

  • El viento y estar en una altitud mayor incrementa los efectos del frío en la piel.

  • Una piel sana expuesta en unas condiciones normales - un ambiente equilibrado en cuanto a temperatura y a humedad - pierde una media de entre 100-150 ml de agua por metro cuadrado. Si estamos expuestos tanto a un ambiente seco, frío/muy caluroso, y al viento, la proporción de agua que pierde la piel aumenta y, por lo tanto, va a necesitar más ingredientes que tengan la capacidad de retenerla en su interior como hacen, por ejemplo los aceites vegetales de argán, rosa mosqueta, aguacate, jojoba... incluidos en nuestras cremas hidratantes

Puntos clave para adaptar tu rutina de belleza al invierno

  • Evita el uso diario de jabones que pueden llegar a resecar la piel, para limpiar la piel cada día, mañana y noche utiliza leches cremosas o más ligeras como lo es nuestra Leche Limpiadora Suave de Rosas y Manzanilla

  • Aclara tu piel con agua tibia, templada o ligeramente fresca y evita siempre el agua caliente o muy caliente porque deshidrata.

  • Pulveriza un hidrolato de rosas y con la piel humedecida aplica la crema hidratante.

  • Es probable que tu serum/crema hidratante diario se quede corto en invierno, porque la piel demanda un extra de protección. Quizás tengas que pasarte a una crema de textura más gruesa, que lleve más cantidad de lípidos para que forme una película sobre la piel y aumente su protección. ¿Y si no te gustan las texturas pesadas, qué puedes hacer? Justo después del serum / crema, aplica 2-3 gotas de un aceite puro para ayudar a “sellar” la crema y evitar la pérdida transepidérmica de agua (TEWL). 

  • Cuando salgas de la ducha aplica una crema hidratante o un aceite sobre la piel del cuerpo un poco humedecida.

  • No te olvides de nutrir y proteger tus labios con un bálsamo labial.

  • Al igual que el rostro, las manos suelen estar igual de expuestas.  En este artículo puedes encontrar varias ideas para conseguir unas manos bonitas e hidratadas. 

  • Si estás en un espacio seco (con una humedad al 30 % o inferior) podrías colocar un humidificador para aportar humedad y que el ambiente sea más saludable. Otra opción más fácil de implementar es llevarte contigo en el bolso un hidrolato o tónico floral y pulverizar sobre la piel siempre y cuando lo necesites, con la finalidad de humectarla y calmarla.

Ten en cuenta que tu piel es un órgano que está vivo y, por lo tanto, irá cambiando según las condiciones tanto ambientales como personales a las que esté sometida: estrés, enfermedades, medicamentos, estado emocional, exposición solar, estilo de vida (alimentación saludable y práctica de ejercicio)...

¿Necesitas inspiración para tus regalos (autorregalos) navideños?

Echa un vistazo a los 4 Packs de Autocuidado que lanzamos para Navidad:


Contienen los productos esenciales para mimar y proteger la piel del frío, del viento, de los ambientes muy secos producidos por las calefacciones... y ayudan a mantener la piel hidratada, calmada y protegida. 

DESCUBRE TODOS LOS PACKS AQUÍ Y DISFRUTA DEL 10% OFF (YA APLICADO) o clica a continuación sobre el Pack de Autocuidado que más te interese:

Pack Imprescindibles Rosa Mosqueta Regalos

Pack Calma aceite corporal y aromaterapia

Pack Rosa Mosqueta Regenerador Piel Madura

Pack Piel Suave Manos y labios

¿Qué te parecen estas ideas para regalar (o autorregalarte) estas Navidades?

Todos los packs tienen un 10% de descuento aplicado, sin códigos y sin necesidad de estar suscrita a la newsletter.