Hace apenas un mes de aquel fatídico domingo de octubre en el que los gallegos fuimos víctimas de un atentado contra nuestra tierra: nuestros bosques estaban siendo quemados. 

Fueron unos días de impotencia, frustación, enfado y tristeza.  Pendientes del viento y de la  lluvia, que tanto se hizo esperar. 

El paisaje tras los incendios fue, y es, desolador. Bosques carbonizados. Pueblos quemados. 3 víctimas. Cientos de animales calcinados. Lágrimas y dolor.

Nosotros queremos una Galicia verde y azul, no negra. Y queremos que Galicia no esté triste, la queremos contenta, morriñenta, acogedora, riquiña…

Y sentimos que queremos hacerle un homenaje a nuestra tierra. La Galicia de los ríos ,lasfuentes,los carballos,el orballo,la morriña. Esa Galicia. Y en especial a Ridimoas, un proyecto que nos llena de esperanza después de tanto dolor.   

Ridimoas es una asociación con la que Naturavia colabora y que tiene por objetivo la conservación y protección de los bosques autóctonos. 

Y lo tenemos claro,  estas navidades nuestros paquetes rendirán homenaje a nuestros bosques y a este proyecto. Ojalá Galicia estuviera llena de Ridimoas, para que desastres como el que ocurrió ese fatídico domingo de octubre, no vuelvan a ocurrir. Gracias Pablo, gracias Ridimoas. 

Y sabéis que ilustración hemos escogido para este homenaje? El Carballo, o roble en castellano. Nuestro árbol autóctono por excelencia.

Esperamos que os guste ;). 

Bosque Ridimoas Naturavia


 Naturavia colabora con la Asociación en la protección y cuidado de los bosques autóctonos.

Qué es Ridimoas?
Ridimoas es uno de los bosques autóctonos mejor conservados de Galicia y está en la comarca del Ribeiro, en Beade.

Esta labor de conservación la lleva a cabo una Asociación con el nombre de Ridimoas desde 1988, cuando tras un incendio que arrasó con la zona, decidió comprar parcelas  con el objetivo de preservar la fauna y la flora autóctona.

Hoy, casi tres décadas después, Ridimoas cuenta con más de 300 hectáreas reconocidas como refugio de la fauna. 

Nuestra generación creció oyendo historias y azañas de Pablo Rodríguez, conocido como Oitabén. Para nosotros era  "nuestro"Félix Rodríguez de la Fuente. 

Y ahora que somos mayores, no queríamos dejar de contribuir con la causa.

Una de las particularidades de Ridimoas es que la protección es llevada a cabo por una entidad privada sin ánimo de lucro y que el proyecto es eminentemente social. La asociación Ridimoas cuenta con más de 1000 socios y socias que cada año abonan una cuota mínima de diez euros que ayudan a mantener las actividades que se realizan en el bosque y además, ir comprando nuevas parcelas. 

Quieres hacerte socio?

Nosotros ya lo somos! Puedes entrar aquí y te llevará 1 minuto! 

Y además, si nos presentas tu carnet de socio, 5% de descuento en tus compras!