Estamos en un época estupenda para mirar hacia dentro y conectar con nosotras mismas, ya sea practicando una meditación, haciendo un balance del año o  llevando a cabo un completo ritual de autocuidado. 

Hoy teníamos muchas ganas de regalarte algo especial, y le hemos pedido a Thania Moreira que creara un Ritual de Autocuidado para esta época del año. 

Te ayudará a liberarte de las cargas que has ido acumulando a lo largo de los últimos meses. Un momento dedicado en exclusiva para ti justo antes de acabar el año. Thania propone crear un espacio entre velas y música para que te tomes un descanso y seas consciente de lo bien que te sientes cuando te dedicas a ti misma. 

Puedes hacerlo en cualquier momento del año, pero es ideal hacerlo estos días,  entre el 25 y el 29 de diciembre, porque coincide con la luna nueva y con la energía del eclipse solar que ha tenido lugar hoy mismo

¿Qué tiene de especial hacer el ritual justo ahora? Como te decía, es un momento ideal para conectar contigo misma, para cuidarte y mimarte. 

¿Preparada?



La importancia de ambientar el espacio 

El lugar apropiado para este ritual en concreto es el baño. Al menos para la primera parte, ya que una vez hayas finalizado la parte corporal, podrías trasladarte al dormitorio, al sofá o si tienes un tocador ¡estupendo! No subestimes la capacidad de provocar buenas sensaciones que tiene un espacio acogedor, así que presta atención a los pequeños detalles. ¡Conviértelo en un algo “muy tú”!

  1. ¿Qué sería de un ritual sin música? Empieza poniendo esa lista de canciones que te hace vibrar o una serie de mantras si lo prefieres.

  2. Prepara los utensilios y productos que vas a necesitar: toallas, muselina, esponja, pinceles, cepillos... y los productos de belleza habituales para el cuidado facial, corporal y capilar. - ¡Ya te dije que sería completito!

  3. Enciende una vela, un incienso o perfuma el espacio con tu aroma favorito. Si usas aromaterapia, podrías escoger el aceite esencial o algunas flores de lavanda que tiene propiedades relajantes, y comenzar realizando unas respiraciones profundas, soltando bien el aire.





Ritual de belleza completo: corporal, capilar y facial

  1. Date una ducha como de costumbre, y si quieres aprovecha para darle un cariño extra a tu cabello. Tras el lavado capilar, aplica un acondicionador o mascarilla. Mientras esperas que el producto actúe lo necesario, ¿qué te parece exfoliar la piel con un cepillado corporal?  Este  tipo de cepillos además de eliminar células muertas, estimulan la circulación, dejan la piel lisa y son de gran ayuda para combatir los pelos enquistados.

  2. Una vez hayas acabado con el cepillado, masajea unos minutos el cráneo con ambas manos haciendo movimientos simultáneos con la yema de los dedos. Aclara el cabello.

  3. Finalizada la ducha, envuelve tu cabello en una toalla y seca tu piel a toques, dejándola un poquito húmeda.  Luego, aplica un aceite corporal hidratante desde los pies hasta el cuello. Puedes detenerte lo que te pida el cuerpo, ¡nunca mejor dicho! Pero si te animas, te propongo un masaje que te dejará flotando:

  • Comienza sentada, flexionando una pierna, de manera que puedas agarrar tu pie. 

  • Coge el pie sosteniéndolo con ambas manos y deja el pulgar en la planta y el resto de dedos en el dorso. De manera alterna, ve amasando con tus pulgares toda la planta del pie.

  • Ponte de pie, y pon un pie sobre una silla o taburete cubierto con una toalla para evitar resbalarte,  e insiste con movimientos circulares y simultáneos en el tobillo - una mano en la parte externa y otra en la interna. 

  • Asciende por la pantorrilla y dedica unos minutos a masajear el gemelo. 

  • Pasa a la rodilla, coloca tus manos una a cada lado de la rodilla y haz varios círculos aplastando con la palma y siempre haciendo mayor presión hacia arriba hasta llegar a la altura de la ingle y la cadera (favoreciendo la circulación de retorno,hacia tu corazón).

  • Haz lo mismo en la otra pierna.

  • Ahora puedes incorporarte e hidratar los glúteos y masajear tu zona lumbar. (una zona muy propensa a sobrecargas). 

  • Luego detente un minuto en el abdomen, haciendo círculos en sentido de las agujas del reloj.

  • Sube al pecho izquierdo y haz círculos en sentido contrario a las agujas del reloj y pasa al otro pecho haciendo los círculos en la dirección contraria.

  • Llega con el aceite hasta tus brazos. Puedes realizar las mismas maniobras que has hecho en las plantas de los pies, pero esta vez con una mano, insistiendo en los codos como si fueran las rodillas y llegando hasta la axila y hombro como si se tratasen de la ingle y la cadera. 

  • Por último dedica uno o dos minutos a masajear suavemente tu cuello, aprovecha para soltar la musculatura que se tensiona con tanta facilidad.

  • ¿Ya estás hidratada y algo más relajada verdad? Puedes vestirte para que no te coja el frío, porque ha llegado el turno del rostro.

  1. Te recomiendo ventilar el baño, o en su defecto abrir la puerta para que el ambiente de humedad y calor no afecte al estado de tu piel. Si prefieres, seca o peina ahora tu cabello y deja el rostro para el final. 

  2. Una vez estés lista, comienza refrescando tu cara con un agua floral de pétalos de Rosa  y límpiala como haces habitualmente. 

  3. Aplica una mascarilla facial según las necesidades de tu piel: hidratante, calmante, limpiadora… Lo habitual es dejar unos 10-15 minutos de exposición (revisa en la etiqueta lo que te indica el fabricante) y mientras esperas, coge una libreta y apunta esas 3 virtudes que te hagan especialmente única. No tienen que ser características físicas, pueden ser cualidades personales de las que te sientas orgullosa. Este ejercicio es tan sencillo como potente, y puedes practicarlo varias veces al año. Vuelve a él cuando estés pasando por una “mala racha”: ¡te dará un empujoncito y te ayudará a tomar conciencia de lo maravillosa que ya eres!

  4. Una vez haya transcurrido el tiempo de la mascarilla, retira el producto e hidrata el rostro. Como broche final, te animo a realizar el masaje de ojos que hemos incluido en nuestra guía Mímate  (puedes descargarla de manera gratuita suscribiéndote a nuestra newsletter aquí)

  5. ¡Ah! Y no te olvides que si es de día debes aplicar el protector solar.


Thania Moreira.

¿Qué te ha parecido el ritual? ¿Sueles llevar a cabo rituales a lo largo del año? Estaremos encantadas de leerte. 

Para ayudarte a sentirte más ligera y relajada hemos diseñado con cariño nuestro Pack Calma que puedes incluir en este completo ritual de belleza. Ideal también para regalarle a una de tus personas favoritas ;). Disponible en la web www.naturaviacosmetica.com hasta el 2 de enero. 

Abrazos.