Cuando soñábamos con Naturavia, en nuestra mente ya estaba formular el Aceite corporal de Caléndula.

En cuanto nos sumergimos en este mundo de las plantas medicinales la caléndula nos enamoró.

¿Por qué? Porque es una superheroína. Tiene súper poderes: lo cura todo (o casi todo).

Regenerante, cicatrizante, calmante, antiinflamatoria, antiséptica, analgésica, suavizante, reparadora....

Con esta retahíla de propiedades, comprenderéis porqué hacer un aceite corporal a base de caléndula era completamente imprescindible.

Cuando formulamos este aceite pensamos en pieles sensibles y bebés pero lo que descubrimos con el tiempo es que en realidad es un aceite para toda la familia.

En casa, nuestros peques lo llaman "el aceitito" y lo piden como si fuera una fórmula mágica capaz de calmarles cualquier cosa: un rascazo, un moratón, un dolor de barriga... aceite, masaje y mucho amor...

-Repara y calma pieles irritadas.

-Hidrata y protege. Cuidado diario de pieles sensibles.

-Regenera pieles quemadas.

 

Aplicado después de la exposición al sol, regenera, hidrata y repara. Su acción aftersun es casi milagrosa.

 

Y lo mismo para quemaduras leves.

 

-Para la piel de los bebés es una caricia. Hidrata, protege, calma y repara. Y si lo aplicas con un masaje, estimula y estabiliza su sistema nervioso. Puedes aplicarlo como aceite corporal después del baño o añadiendo unas gotas en el agua, como crema de pañal para evitar irritaciones, e incluso en el cuero cabelludo para la costra láctea.

 

-Para calmar y regenerar heridas leves, como las originadas en el pezón durante la lactancia. Aplica el aceite sobre el pezón seco y limpio dos o tres veces al día. No hace falta retirar cuando el bebe mame. Es completamente compatible.

¿Y sabéis cómo usarlo?

Si es para algo puntual como una herida o una quemadura, aplicadlo sobre la piel seca y limpia (importante que esté limpia para evitar infecciones.

Para el cuidado diario de la piel lo ideal es aplicarlo después del baño. Secar la piel ligeramente con la toalla y aplicar el aceite sobre la piel aún húmeda para acelerar la absorción, con un masaje ascendente. Pero también se puede aplicar en piel seca, para ello puede aplicarse directamente o formar una ligera emulsión mezclándolo con agua en la palma de la mano para facilitar la absorción y optimizar su aplicación.

Entendéis ahora porque estamos enamorados de la Caléndula? No me digáis que no es una súper heroína....<3