Ya estamos en verano y  queda poco para nuestras vacaciones en familia.

Aunque nos gusta mucho viajar, las vacaciones de verano nos gusta pasarlas en un pueblo de las Rías Altas donde llevo veraneando desde que soy pequeña. Mis abuelos paternos pasaban allí sus vacaciones y con ellos, todas  sus nueve nietas.

Ya te puedes imaginar la de recuerdos y emociones que me inspira ese pueblo. 

Además, tengo la suerte  de que Pepe se enamoró de Ares desde el primer día que lo conoció...Él no tiene el lazo emocional que puedo tener yo, pero afortunadamente, le encanta. Así que desde que Xacobe es pequeño nos vamos cada agosto, felices como perdices, en busca de descanso, mar, familia y arena. 

Soy bastante planificadora y me gusta hacer listas para todo. Así que ya estoy haciendo mi lista para las vacaciones.  Y hoy te voy a contar los productos que no pueden faltar nunca en mi maleta de verano,  para el cuidado de mi piel.

Aquí no hay "en casa de herrero, cuchillo de palo". Yo me llevo todos los productos que considero imprescindibles para el cuidado de mi piel en verano. 

Además, no solo pienso en mi. Tengo dos pequeñajos a los que también debo y quiero cuidar.

Quieres saber que es lo que no puede faltar en mi maleta?

-ACEITE CORPORAL DE CALÉNDULA: un clásico para el verano.

Seguro que ya sabes que es el mejor aftersun del mundo. y si no lo sabías, te invito a leer este post dedicado a los súperpoderes de este aceite.

Lo usamos toda la familia,  para hidratar y reparar la piel cada noche, después del baño. Después de todo el día de playa, la piel necesita un extra de hidratación y reparación y es Aceite corporal de Caléndula es una suave mezcla de aceites vegetales con una potente acción calmante y regenerante. 

Aplícalo sobre la piel ligeramente húmeda o bien, sobre la piel seca, emulsionando el aceite en la palma de la mano con un poco de agua o Agua Floral.

Esta último forma de aplicarlo es  nuestra preferida. La mezcla de este aceite corporal con agua floral de rosa, es brutal y la sensación en la piel es maravillosa. ¡A los niños les encanta!

-BÁLSAMO LABIAL DE ROSA MOSQUETA: me lo aplico cada noche, para hidratar de forma específica mis labios. Forma parte de mi rutina diaria de hidratación.

Igual que me hidrato el rostro, también lo hago con los labios. 

Su aplicación te ayuda a mantenerlos hidratados y suaves, y previene el envejecimiento prematuro de la zona del contorno de tus labios.

Además su textura y aroma son taaan agradables...

Si tus labios son sensibles y propensos a agrietarse, puedes probar el Bálsamo labial Orgánico de Caléndula, ideal para pieles sensibles. 

-PROTECTOR SOLAR: No puede faltar en mi maleta un protector con filtros físicos.No usamos solares con filtros químicos.  

Reconozco que no es lo más cómodo para esparcir, pero tengo controladas un par de marcas que tienen unas texturas líquidas.  Xacobe se las echa el perfectamente. 

Quedamos un poco blanquecinos, pero nada más. 

Para mi es un imprescincible porque utilizando este tipo de solares no solo cuidamos nuestra piel, sino también el medio ambiente. Son biodegradables y no nos vamos cargando el ecosistema. 

Reconozco que no es lo más cómodo para esparcir y que andar por la playa con la piel blanquecina no es lo más estético,  pero tengo controladas un par de marcas que tienen unas texturas líquidas.  Xacobe  se la esparce él solo perfectamente. 

-AGUA FLORAL: el agua floral también es un imprescindible.Por supuesto no puede faltar en mi rutina facial diaria, pero además, en verano, lo usamos para refrescarnos.

Revitaliza y refresca la piel. Además, la utilizamos para favorecer la emulsión de los aceites corporales y de los aceites faciales. 

Si quieres leer más sobre nuestras aguas florales, puedes hacerlo en este post

-HIDRATANTE FACIAL: Un básico imprescindible para todos los días.

No puede faltar en mi maleta en cualquier época del año, y no podía ser menos en verano. Yo en mi caso uso la CREMA FACIAL DE CALÉNDULA, pero dependiendo del tipo de piel, necesitarás una en concreto. 


Puedes echar un vistazo en este enlace, y ver las hidratantes que tenemos según tipos de piel. Si tienes alguna duda, puedes contactarnos, contándonos cómo es tu piel y te ayudaremos a dar con el tratamiento adecuado.

-ACEITE PURO ROSA DE MOSQUETA: Lo utilizo por las noches para contrarrestar los efectos nocivos del sol. Regenera activando la producción de colágeno, frena el estrés oxidativo y previene la aparición de manchas. 

Es capaz de aumentar la producción de melanina en la piel, corrigiendo las manchas, unificando el tono y mitigando la hiperpigmentación. 

Contribuye a redistribuir la pigmentación permitiendo que se atenúen o difuminen las marcas en nuestra piel debidas a casos de acné, viruela, varicela o manchas solares.

Además de reducir los efectos dañinos del sol que causan el envejecimiento prematuro, regenera la piel quemada. El alto contenido de la rosa mosqueta en vitaminas, ácidos grasos esenciales y antioxidantes, contribuye a que el organismo produzca más colágeno. Esto hace que la piel esté más elástica, mejore la textura y el tono. Este aumento de colágeno que el aceite aporta a la piel protege de los daños solares y del fotoenvejecimiento.

Si te interesa leer más sobre este aceite y sus efectos antievejecimiento y antimanchas, puedes hacerlo en este post.

Lo aplico cada noche después de la limpieza y la tonificación. Generalmente lo aplico directamente, emulsionado en la palma de la mano con unas gotas de Agua Floral de Rosa.

Si noto que mi piel necesita un extra de hidratación, lo mezclo con mi crema habitual. Añado un 3 o 4 de gotas de aceite a la crema y la mezcla me la aplico en el rostro. 

-Otro cosmético Naturavia que no falta en mi neceser es la LIMPIADORA SUAVE DE ROSAS Y MANZANILLA: La uso en mi rutina habitual de cuidado facial para la limpieza. 

Podría perfectamente sustituir la Limpiadora por el Jabón Orgánico de Rosa mosqueta, por ejemplo,  y llevar un envase menos en mi maleta, pero es que además de limpiadora es también desmaquillante y yo ya no uso otra cosa. No me maquillo mucho, pero de vez en cuanto sí me echo unos polvos y una rallita en el ojo cuando salimos a cenar o de terraceo. Y por eso es para mi un imprescindible.

Es suave y  delicada, y deja tu piel hidratada y revitalizada. ¡Es una maravilla!

Bodegón hidratación naturavia vearano