La piel de los bebés es muy delicada y mucho más sensible que la de los adultos, por eso requiere cuidados diferentes de la de los mayores. Según la Asociación Española de Pediatría tiene unas diferencias fisiológicas que debemos tener en cuenta para protegerla adecuadamente: es más delgada, está menos protegida por el vello, tiene una unión más débil entre la dermis y la epidermis, produce menos sudoración, y tiene el PH neutro.

Por eso es necesario utilizar para su cuidado cosmética respetuosa y libre de ingredientes químicos.

No es recomendable usar productos con compuestos sintéticos y artificiales sobre su delicada piel porque carecen de la protección natural que tenemos los mayores (especialmente los dos primeros años).

Conviene asegurarse de que los productos que se aplican son hipoalergénicos, sin perfumes, colorantes artificiales ni conservantes.

Si es importante optar por cosmética natural y ecológica en todos los casos, en los bebés lo es todavía más para no dañarla con los tóxicos que contiene la cosmética convencional, ya que su finísima piel lo absorbe aún en mayor medida que la de los adultos. Aprende a leer las etiquetas para asegurarte de los ingredientes que contiene y si es cosmética certificada, mejor. 

La cosmética ecológica de Naturavia es respetuosa con la epidermis y es ideal para proteger la piel de los más pequeños permitiendo que ésta “respire” y se mantenga sana.

Como os vamos a contar, no son necesarios muchos productos. La piel de los bebés es muy delicada pero no necesita mucha parafernalia. Un buen aceite corporal con ingredientes calmantes e hidrantes, puede ser multifuncional y ser ideal para masaje, baño o para las irritaciones de pañal. 

Uno de los ingredientes que no puede faltar en un buen aceite corporal de bebés es la CaléndulaYa os contamos en alguna ocasión que es una de nuestras plantas favoritas porque nos parece una súper heroína. Entre algunos de los súperpoderes que tiene, están las propiedades calmantes, regenerantes, cicatrizantes y suavizantes y por eso es tan ideal para la piel de nuestros peques.

Nuestro Aceite corporal de Caléndula está indicado para el cuidado de la piel de los bebés, incluso la de los recién nacidos.

  • Es idóneo para evitar y reparar las irritaciones que el pañal les provoca en el culete.

  • Es perfecto para aplicar durante el masaje infantil. Además de aceite de caléndula, contiene aceite de sésamo que, según la medicina Ayurvédica, ayuda a equilibrar el sistema nervioso central y a mantener la temperatura corporal. Si notas sus pies fríos, prueba a darle un masaje con el aceite.

  • Puede emplearse como aceite corporal después del baño (aplicándolo directamente sobre la piel seca, o sobre la piel húmeda) o durante el baño,  añadiendo unas gotas al agua.

  • Por sus propiedades cicatrizantes y antisépticas es adecuado como aceite calmante para las grietas del pecho de la mamá durante la lactancia. Y al no contener aromas ni ingredientes químicos, no interfiere con el hecho de darles el pecho.

¿Habéis visto cuántos usos tiene el Aceite corporal de Caléndula? Ya veis que no hace falta mucho más para el cuidado básico de nuestros bebés.

En algunos casos la piel requiere de cuidados especiales, como es el caso de la piel atópica. En este caso podemos ayudar a la piel de nuestro peque aportando una hidratación extra con aceites reparadores que calmen y protejan su piel. 

El Aceite Corporal de Aguacate y Onagra de Naturavia está especialmente formulado para las pieles atópicas. Usándolo con regularidad evitaremos que la piel se irrite y aparezcan eccemas. Para niños menores a un año recomendamos usar el Aceite Corporal de Caléndula Naturavia.