Nuestros días están llenos de listas de cosas por hacer, de trabajo, demandas...y por eso es tan importante saber apagar todo ese ruido y dedicarnos un espacio para nosotras.

Para reconectar, para relajarnos, para soltar y disfrutar de un momento con nosotras mismas. 

Hoy nuestra propuesta va de autocuidado. Un pequeño gesto que os ayudará a eliminar toxinas, relajaros y desconectar.  Solo necesitáis un bañera, sales, aceites esenciales y de vuestra intención. Si os falta algún "ingrediente", no os preocupéis, os iremos dando alternativas para casi todo. 

1. Llena tu bañera con agua lo más caliente posible (sin que te quemes, claro). Si no tienes bañera en casa, puedes sustituirlo por baños de pies.

2. Añade dos tazas (unos 200 gramos) de sales Epsom ricas en magnesio (sulfato de magnesio, que deben su nombre al pueblo inglés cercano a Londres donde hay manantiales ricos en este mineral). 

Aunque la sales Epsom son muy fáciles de conseguir en farmacias y algunas herboristerías, si no las encuentras también puedes sustituir las sales Epson por sal del Himalaya. No obtendremos los beneficios del magnesio pero podemos hacernos un peeling con la sal antes que se disuelvan en el agua caliente y salir con la piel estupenda y sin células muertas.

3. Si no tienes filtros anticloro en la instalación de agua de tu casa, añade una taza de bicarbonato sódico para neutralizar el cloro del agua.

4. Añade seis de aceite esencial de lavanda  para que el efecto relajante sea mayor. Si te gustan más los aromas cítricos y lo que prefieres es una dosis de energía puedes optar por el aceite esencial de naranjay estás algo resfriada cámbialo por aceite esencial de eucalipto ¡saldrás como nueva!

5.  Crea el  ambiente perfecto para ti. Piensa qué es lo que te produciría calma y paz . Puede que sean velas, música,  incienso. silencio, luz tenue...

6. Sumérgete durante 20 minutos en el agua caliente. Intenta hacer respiraciones profundas llenando los pulmones y suelta todas tus preocupaciones, tensiones, listas de quehaceres...déjalo todo para luego, este es tu momento. Abándonate a las sensaciones.

7. Con cuidado y precaución sal despacio de la bañera, el calor y la relajación pueden provocarte una bajada de tensión y al intentar salir de la bañera puedes marearte. Si no quieres más relax, dúchate con agua tibia y luego fría para activar la circulación.

8. Sécate con una toalla fuera de corrientes de aire, dejando tu piel ligeramente húmeda.

9. Aprovecha que la piel está caliente y los poros abiertos para hidratarla y nutrirla con un aceite corporal como los de Naturavia y busca el adecuado a tu tipo de piel.

Aceites corporales naturavia


Y es que las Sales de Epsom son ricas en magnesio un mineral muy importante para:10. Bebe dos litros de agua, puedes hacerlo en forma de infusión o tisana, ya que la vasodilatación y el calor te habrán hecho perder líquidos y para eliminar toxinas nada como beber agua.

- El sistema nervioso ya que mantiene el equilibrio energético de las neuronas y ayuda a la relajación y mejora el estado de ánimo. Muchas veces los nervios, ansiedad, insomnio… son debidos a la falta o descompensación de magnesio. 

-Sistema muscular ya que previene los calambres, contraturas y relaja la musculatura. Muy importante en deportistas, pero también en embarazadas (el útero es un gran músculo). 

-En el sistema óseo el magnesio ayuda a fijar el calcio y fósforo en los huesos y dientes.

-Sistema digestivo ayuda a prevenir la acidez estomacal y actúa como laxante controlando la flora intestinal, alcaliniza el organismo.

-Es antiinflamatorio... 

-Sistema excretor ayuda a eliminar las toxinas a través de nuestro órgano más extenso, la piel, que al dilatarse sus poros por el calor deja pasar por ósmosis los iones de magnesio a cambio de perder agua y toxinas. Los pacientes con enfermedades renales deben consultar a su médico antes de tomar estos baños con sales Epson ya que la pérdida de líquidos les podría perjudicar.

Como veis el magnesio es muy importante y por eso su falta nos provoca un cansancio continuado y sin energía.

Aunque el magnesio se encuentra en muchos alimentos como frutos secos, cereales, legumbres y chocolate, a veces por desgracia no ingerimos en suficiente cantidad pues la agricultura convencional ha mermado este nutriente de los suelos, por eso es tan importante seguir una dieta con alimentos ecológicos. 

Aunque la sales Epsom son muy fáciles de conseguir en farmacias y algunas herboristerías, si no las encuentras también puedes sustituir las sales Epson por sal del Himalaya. No obtendremos los beneficios del magnesio pero podemos hacernos un peeling con la sal antes que se disuelvan en el agua caliente y salir con la piel estupenda y sin células muertas.

Un abrazo.