El otoño, junto con la primavera, son dos de las estaciones de cambio más importantes. Para la medicina ayurvédica, el otoño es una de las épocas idóneas para hacer una terapia detoxificadora y ayudar a nuestro organismo a cumplir con esta misión tan vital de deshacerse de lo que no necesita. Las comidas a deshoras, el ir siempre corriendo a todos los lados, no dormir bien, estar sentados muchas horas delante del ordenador… Nuestro estresante día a día le pasa factura a nuestro cuerpo que reacciona contra ese estrés acumulado.

Hoy en el blog de Naturavia os damos 6 tips para ayudar a nuestro organismo a hacer una operación détox otoñal ¡verás cómo tus defensas no notan!

  1. Sustituye el café por infusiones que ayuden a nuestro organismo a depurarse. Entre las plantas más beneficiosas están todas aquellas que son amargas: diente de león, achicoria, alcachofa y el boldo. Al ser hierbas hepatoprotectoras ayudan al hígado a realizar sus funciones de forma óptima. Si además contienen hibisco, con alto contenido en vitamina C, o pimienta potencia el efecto del resto de hierbas. No olvidemos que nuestra dieta, rica en alimentos procesados y azúcares, somete a un estrés constante a nuestro hígado y nuestra vesícula ¡una ayuda no les va nada mal!
  2. Apúntate al cepillado en seco. Una técnica milenaria que se ha puesto de moda hace relativamente poco tiempo. El cepillado en seco es no sólo un gesto de belleza, sino una auténtica cura para nuestro organismo. Nada más empezar con el cepillado se nota la piel más suave. Nos deshacemos de las células muertas y favorecemos la acción excretora de la piel, deshaciéndonos de los tóxicos de forma óptima. ¿Cómo se hace? Lo primero que necesitas es un cepillo para el cuerpo. Si es de madera y cerdas naturales mucho mejor (cerdas vegetales, claro). Después empiezas a aplicarlo con la piel seca haciendo círculos ascendentes, desde los tobillos hasta la cadera, y descendentes desde el cuello hasta la cadera. Es muy importante incidir en las zonas de ganglios linfáticos para ayudar a nuestro organismo a deshacerse de lo que no necesita.
  3. Aliméntate con productos de temporada: caquis, granadas, manzanas, castañas, setas, calabaza, membrillo, uva, naranja… La naturaleza es muy sabia y nos da en cada estación lo que necesitamos. Aprovecha la riqueza del otoño para calentar el organismo con guisos que incorporen los alimentos estacionales e intenta no consumir aquellos que no lo sean (aunque los puedas ver en el supermercado por ser de invernadero o de la otra punta del mundo).
  4. ¡Muévete! Estar sentados ocho horas no es nada bueno para nuestro organismo. Ni para nuestro intestino, ni para nuestras piernas, ni para la circulación… Si tu trabajo es sedentario y requiere muchas horas de ordenador, acostúmbrate a moverte cada hora: ve al baño, a beber agua… Y, por supuesto, haz ejercicio. Media hora de caminata al día es suficiente para que nuestro organismo no sufra con nuestros plantones diarios.
  5. Hazte zumos y smoothies detoxificantes. Junto con las infusiones son otro de los puntos clave para ayudar a nuestro organismo a afrontar la nueva estación. Nosotros te proponemos tres ¡pero los puedes combinar como quieras!

    Smoothie red velvet.

    Tan dulce que a los niños (y no tanto) les volverá locos. Necesitas:

    -Un kaki

    -Una remolacha cruda

    -Un par de dátiles

    -Una manzana Golden

    -Un puñado de alfalfa germinada

    Lo ponemos todo en la batidora de vaso y voilà! 

    Zumo ginger détox

    Necesitas:

    -Dos naranjas

    -Una zanahoria

    -Un trocito de jengibre

    -Una pizca de cayena molida (¡muy pizca!)

    Lo ponemos todo en la batidora y lo tomamos sin colar. Esto es muy importante, ya que si tomamos un zumo colado le eliminamos toda la fibra beneficiosa y se convierte poco más que en una bomba de azúcares.

    Zumo vive la vida Green.

    Este zumo es muy poderoso y está delicioso. Para hacerlo necesitas:

    -Tres manzanas

    -Un puñado de perejil

    -Un puñado de diente de león

    -Una cucharada de Hierba de Trigo

    Lo ponemos todo en la batidora (con cuidado de no poner las semillas de la manzana) y lo batimos.

    Con estos batidos tu organismo estará a punto para hacer frente al otoño de forma dulce y saludable.

  6. Cuida tu piel con mucho mimo. Puesto que es el guardián de entrada y salida de nuestro organismo, hemos de mantenerlo en perfectas condiciones y cuidarlo con toda la amabilidad que exige su delicado equilibrio. En Naturavia sabemos mucho de pieles y por eso todos nuestros productos son ecológicos y certificados. Por eso no usamos derivados del petróleo que actúan disolviendo nuestra capa lipídica (con productos oil free) y aislándola de forma que no puede realizar correctamente sus funciones detoxificadoras.

Para el Otoño te proponemos una terapia para mimar tu cuerpo. Empezando por nuestro Jabón de Lavanda y Karité, hidratante, regenerante e ideal para pieles sensibles y secas. 

Jabón Lavanda y karité ·hidratante y calmante

Después de la limpieza os recomendamos un aceite rico y potente para hidratar la piel. Este paso es fundamental si haces (y esperamos que sí) el cepillado en seco. El aceite corporal de aguacate y onagra es ideal para toda la familia.

Para las manos, que en esta época sufren los estragos del aire y el frío, no podemos dejar de recomendaros nuestra crema de manos con aloe vera, manteca de karité, aceite de oliva, aguacate y sésamo. Porque te deja la piel como la seda y está hecha con todo el amor del mundo, la única forma en la que sabemos hacer las cosas.

Ahora ya tienes unos pasos básicos para hacer frente al otoño y ayudar a tu cuerpo a afrontar los cambios que se avecinan con la nueva estación.

Photo by Jakob Owens