Forma parte imprescindible de cualquier rutina de belleza que se precie y sus propiedades aportarán numerosos beneficios a tu piel.  La limpieza y la tonificación son los pasos iniciales de cualquier tratamiento beauty. Solo si tu piel está perfectamente limpia conseguirás que los productos hidratantes o nutritivos que te apliques a continuación tengan el efecto que deseas. Con independencia de si limpias tu piel con un jabón o espuma limpiadoras, una leche desmaquillante o usas agua micelar, debes usar a continuación un tónico que ayudará a eliminar las impurezas que se hayan podido quedar después de la limpieza y los restos del producto desmaquillante. Pero además, el tónico cierra los poros, dando un aspecto más luminoso a la piel, refrescándola y preparándola para los tratamientos posteriores.

¿Qué es un tónico facial natural?

El tónico es un producto que ayuda a eliminar el exceso de bacterias y las impurezas acumuladas en nuestra piel estimulando los procesos de colágeno y elastina que aportan flexibilidad y resistencia al rostro. El tónico también prepara la piel para que el tratamiento posterior de hidratación o nutrición sea más eficaz. Es importante usar un tónico de cosmética natural ecológica como los de Naturavia, que están formulados sin alcohol y están libres de componentes sintéticos que alteran el pH natural, permiten la entrada de sustancias tóxicas a través de los poros y, a largo plazo, causan un “efecto rebote”.

Principales beneficios del tónico para tu piel:

-Normaliza la piel que ha sido sometida a una limpieza restableciendo el pH del cutis.

-Actúa como sebo regulador, cierra los poros y equilibra la piel

-Elimina el exceso de grasa y brillo

-Aumenta el riego sanguíneo en la zona en la que lo hemos aplicado

-Revitaliza y rejuvenece los tejidos

-Refina y unifica el tono de piel

-Reduce el enrojecimiento y la irritación gracias a su efecto calmante.

¿Cómo aplicar el tónico facial?

Utiliza el tónico dos veces al día, una vez por la mañana y otra por la noche sobre la piel limpia de rostro, cuello y escote. También puedes usarlo en cualquier momento para refrescar e hidratar la piel ¡incluso sobre el maquillaje!

En verano prueba a guardarlo en la nevera. Antes de aplicar el tónico facial, retira el maquillaje con la Limpiadora Facial Suave de Rosas y Manzanilla Naturavia, que limpia el rostro respetando la barrera dérmica y elimina impurezas y trazas de maquillaje. Humedece un disco de algodón con un par de gotas del Tónico Natural Naturavia y aplícalo sobre el rostro y cuello mediante pequeños toquecitos (incluso después de realizada la limpieza te sorprenderás de la cantidad de suciedad que se va acumulando en tu piel a lo largo del día) o movimientos circulares, pero sin arrastrar ni estirar la piel. Espera unos segundos después de aplicar el tónico a que tu rostro lo absorba y se seque por completo antes de aplicar el siguiente producto (hidratante, nutritiva, mascarilla…). Los tónicos naturales también son ideales para retirar el exceso de producto tras haber aplicado una mascarilla, por ejemplo, y en el caso de los hombres es el sustituto ideal del after shave, que resulta muy agresivo para la piel. Es muy importante recordar que el uso del agua micelar no sustituye al tónico. Como sucede con los otros cosméticos, para que realmente aprecies la diferencia entre usar tónico y no usarlo, es fundamental que encuentres el que mejor le va a tu piel y te aporte frescura y suavidad.

Hay diferentes productos para distintas necesidades:

El Agua Floral de Rosas Naturavia se obtiene de la destilación de las flores de Rosa Damascena. Es adecuado para todo tipo de pieles atenuando los signos de cansancio, pero beneficia especialmente a las maduras porque favorece la regeneración celular y previene los signos del envejecimiento contribuyendo a recuperar la elasticidad natural.

El Agua Floral de Hammamelis Naturavia se obtiene de la destilación directa de las hojas de Hamamelis. Es astringente y antibacteriana, por lo que es el complemento perfecto de las rutinas de limpieza de las pieles mixtas o con tendencia grasa. Favorece la eliminación de toxinas y cierra los poros. Además puede emplearse en pieles irritadas, como en la de los bebés e incluso para irritaciones de pañal o en quemaduras.

El Agua Floral de Manzanilla Naturavia se consigue a partir de la destilación directa de los capítulos florales de la Manzanilla. Sirve para tonificar todo tipo de pieles, pero es especialmente adecuado para cuidar las más sensibles por su poder descongestionante. Calma y suaviza la piel más delicada, incluso las irritadas tras el afeitado (es ideal como after shave). Otra de sus ventajas es que puedes usarlos para suplementar las propiedades de cualquier otro producto, porque los cosméticos Naturavia están pensados para ser combinados entre sí.

Por ejemplo, usa el Agua Floral de Rosas Naturavia para aportar propiedades regenerantes si tienes la piel grasa, pero también quieres prevenir el envejecimiento y empleas habitualmente la línea de árbol de té para mantener a raya los granitos. Si tienes la piel madura y usas cremas antiedad como la Crema Facial Rosa Mosqueta Regenerante Naturavia, pero también la tienes sensible e irritada, puedes optar por emplear como tónico el Agua Floral de Manzanilla Naturavia.