Si estás embarazada, seguro que te habrás dado cuenta de que no todas las barrigas son iguales. Unas van creciendo lentamente y es en la recta final cuando salen de golpe, otras son impacientes y ya están abultadas nada más empezar y otras van creciendo de forma gradual…. A que es así? Incluso para la misma mujer, no hay dos embarazos iguales.

Pero sea como sea, lo que sí es seguro, es que la barriga va a crecer y la piel se va a estirar.

Por eso es tan importante cuidar e hidratar la barriguita de la futura mami.

Es importante que sea con productos que estén libres de ingredientes químicos como conservantes, perfumes o colorantes artificiales. Algunos de estos compuestos pasan a la dermis y de ahí al torrente circulatorio.

Lo más recomendable es utilizar cosmética natural certificada y si es ecológica, mucho mejor ya que así nos aseguramos de que los ingredientes que contiene no han sido tratados con pesticidas.

Qué necesidades tiene la piel de una embarazada?

  • Para la barriga, sin duda, un tratamiento que aporte una hidratación extra durante este periodo, con propiedades regenerantes y cicatrizantes. Con esto conseguimos una piel elástica y flexible que crezca al ritmo de nuestro bebé evitando así la aparición de estrías.

En cosmética natural los ingredientes que se utilizan principalmente como hidratantes son los aceites vegetales, sustituyendo así a las vaselinas y parafinas, empleadas en cosmética convencional.

Uno de los aceites más indicados es el Aceite de Rosa mosqueta. El alto contenido de la rosa mosqueta en vitaminas, ácidos grasos esenciales y antioxidantes, contribuye a que el organismo produzca más colágeno. Esto hace que la piel esté más elástica y flexible y tenga más capacidad de regenerase .
El Aceite Corporal Rosa Mosqueta Naturavia es el favorito de las embarazadas y de las madres recientes por todas estas propiedades. Además está enriquecido con otros aceites vegetales como el aguacate, la caléndula o el sésamo, que potencian las propiedades nutritivas, regenerantes y cicatrizantes.

Además también se puede aplicar en el pezón durante la lactancia, ya que no tiene aromas que lo hagan incompatible.

  • Y siguiendo con el hilo de la Rosa mosqueta y sus propiedades regenerantes, el Aceite puro de Rosa de mosqueta no debe faltar en el cuidado de las embarazadas.

Las matronas y ginecólogos recomiendan el uso de este aceite para preparar la zona del perineo. Las propiedades regenerantes hacen que la zona se prepare para el parto, volviéndose más flexible y elástico. Se ha comprobado que la aplicación del aceite puro a partir de la semana 32 disminuye las probabilidades de episiotomía.

Consulta a tu matrona o contacta con nosotros y te informamos. 

  • Otra cosa que puede necesitar una embarazada son masajes ;). Y sobre todo, masajes en los pies. Muchas embarazadas sufren de mala circulación y sienten sus piernas cansadas y pesadas. Para esto lo que necesitamos es un tratamiento que active nuestra circulación. 

El Aceite Corporal de Pepita de Uva contiene extractos activadores de la circulación, con propiedades venotónicas

Además es reafirmante y tonificante y ayudará a cuidar tu piel durante estos meses y después del parto para regenerarla y ayudarla a volver a su sitio.

  • Otro problema común es el aumento de sensibilidad. La piel se irrita con más facilidad, pueden aparecer rojeces o picores

La Crema Facial de Caléndula Naturavia es una hidratante óptima para pieles sensibles que puede utilizarse durante la gestación o después del parto.

Gracias a compuesto como la caléndula, la manzanilla o el aloe vera, calma, hidrata y suaviza la piel.


No olvides utilizar protector solar! Esto siempre, pero sobre todo cuando estás embarazada. 

  • Para la ducha, el Jabón de Rosa Mosqueta y el de Caléndula de Naturavia están especialmente indicados para embazadas y madres que acaban de dar a luz. Cuida la piel durante el embarazo hidratándola para prevenir la aparición de estrías y favoreciendo su recuperación posterior. En los casos de pieles muy sensibles es preferible usar el de Caléndula.

Si te ha gustado este post y estás interesada en cómo cuidar la piel de tu bebé con cosmética natural, no te pierdas este post.